miércoles, 29 de junio de 2016

BODA. I Gracias

Hola!!


Adivina adivinanza ¿de que va el post de hoy?

Pues eso, que quiero dar las gracias a todos aquellos que me acompañaron en uno de los días más felices de mi vida, y no solo en ese día, sino en todo el proceso. 

Y es que no hay nada mejor que sentirse querida, y yo me he sentido y mucho. 

Los involucrados que estaban mis amigos y familia, deseando compartir ese día con nosotros.
Algunos con más ganas que nosotros mismos. Todos deseando que llegará el día. 





Y antes del gran día, a esas amigas que se volcaron en mi, es increíble que por una boda el mundo se paré y empiece a girar en torno a tí (juro que sin pretenderlo). De repente mi chico y yo nos convertimos en el centro. 

Y como toda esa gente, que me ha demostrado que me quiere se merece mucho más que un gracias, en el anonimato les quiero dedicar unas letras, aunque se que no me leerán porque muy poca gente conoce mi blog. 


Para empezar, las gracias a mi madre, mis hermanos y mi papá. 

Mi madre que pese a tener gustos totalmente distintos a los míos ni tan siquiera ha puesto una pega en lo que yo he decidido. Diré en mi defensa que también he intentando mantenerla contenta.
Me ha ayudado, me ha acompañado. Y ya os cuento que mi madre no solo es una madre, sino que es una gran amiga. (Adelanto que en mi despedida ella no podía faltar)

Luego mis hermanos, y mi papá que también son geniales, y han estado para todo lo que le he pedido, y he necesitado sin perdirlo. 

Sobre todo, al "peque" que ese día se convirtió en mi taxista personal y no me dejó de cuidar. Y a su chica, que no solo es una cuñada, sino que vale una millonada. 

Después el resto de mi familia, que doy fe de que tenían ganas de boda (o eso quiero pensar), y que solo me demuestran cariño. 


Capítulo especial son mi darling y mi nana. Que son muy fáciles de querer. 


Esa darling que un viernes después del trabajo me monta en un tren y me hago 500km para verla. Me tiene preparada un fin de semana de despedida en toda regla. (A gastos pagados, que tiene más merito)

Para que al fin de semana siguiente, juntarse con mi nana (las dos se hicieron más de 400 km para venir a mi despedida, en un fin de semana teniendo la agenda super díficil), junto con el resto de mis primas, mi madre, una de mis tias  y mis cuñadas. (Las despedidas en mi familia son muy familiares). En la que me tenían preparada una agenda fantástica. Lástima que yo estaba regular, incubaba un virus y no pude sacarle todo el jugo... pero en fin, lo pase genial pese a tener el cuerpo regulín. 


Luego el resto de invitados, que anuncio y aviso, que no invitamos a compromisos, todos los que se invitaron son los que nosotros queríamos que estuvieran allí. Que también hicieron de la noche genial, mucho baile, muchas risas (y mucha agua, pero eso lo dejo para otro post). También al fotógrafo, que pase de él una barbaridad, os he dicho que no me gustan las fotos? Pues eso, que se las deseo para sacarme fotos. (Teníamos 4 fotógrafos, pero uno solo para mi) Al dj, al catering, al salón, y al párroco. 


Por último, las gracias más importantes, al novio. Al hombre de mi vida, a mi marido, él que siempre cuida de mi, me quiere, me mima, me entiende y me respeta. Sin él, obviamente, nada hubiera tenido sentido jajaj.


Así que muchas gracias, a toda esa gente, que hizo un hueco en su vida, para pensar en nosotros, que se preocupó de nuestra felicidad, y quiso compartir con nosotros esos momentos. Me he sentido,  (y aún me siento) muy querida y valorada. 




Gracias 



lunes, 27 de junio de 2016

De regreso. Again

Hola!!

Después de tantísimo tiempo, voy a intentar retomar el blog. (¿Cuantas veces me he ido y he vuelto? ...)

Os cuento un poco lo que me ha tenido alejada del blog, todo cosas buenas. 

Para empezar dejé el blog porque cambié de trabajo y eso me impidió continuar escribiendo al compaginarlo con mis estudios.  Estaba muy bien, trabajito de 5 horas y máster con clases durante 4 horas, pero si hacéis la suma, me quedaba muy poquito tiempo para mi. 
Terminaron las clases, y empecé con las prácticas del máster, con un mes de diferencia de la finalización del contrato de trabajo. 
Así que me dedique a las prácticas del máster, que eso si que era explotarme. (Apunto post sobre la explotación de las prácticas). Al borde de finalizar mis prácticas me salió un trabajo, con un sueldo aceptable (para lo que hay) "de lo mio".
Y ahí estoy, en mi nuevo trabajo (llevó ya unos seis meses). Además me están pagando un post grado genial (que si de mi dependiera no lo habría pagado, que vale el crédito más que un pulmón....) pero al ser gratis, allá que voy, ampliando mi formación de gorra, aunque me quita bastante tiempo, pero sarna con gusto no pica.

Así que en esa situación estoy, trabajando de lo mio, en lo que me gusta, cobrando algo aceptable a lo que se le suma el postgrado.

A eso hay que sumar que hace mes y medio que me casé, y eso si que no me dejó tiempo libre ninguno, entre preparativos y pruebas. 

Esos han sido mis últimos dos años de vida, muuuuchos cambios, muy poco tiempo, y una etapa en mi vida totalmente distinta. 



He pensado que mi regreso al blog va a ser desde un prisma más personal, mostrándome más, y utilizándolo como un blog esencialmente personal. Ello conlleva a que mi vida personal se va a airear más, soy consciente. Me conoceréis más, por lo tanto 


Así que regreso a las andadas esperando ser más constante con el blog (a no ser que me de por doctorarme, conseguir otro trabajo, adoptar 43 perros, organizar expediciones a Siberia... o a saber para volver a quedarme sin tiempo libre).

Empiezo, por tanto, con una nueva etapa del blog, con muchos detalles de mi boda. 


Un beso